CONSEJOS PARA DISFRUTAR DEL FRÍO DE MANERA SALUDABLE

CÓMO ADAPTARNOS AL CAMBIO HORARIO DE INVIERNO
20 octubre, 2018
Mostrar todo

CONSEJOS PARA DISFRUTAR DEL FRÍO DE MANERA SALUDABLE

El frío nos invita a resguardarnos en casa, salir menos al exterior, estar menos activos, comer alimentos más calóricos y abrigarnos bien. ¿Pero, estamos haciendo lo correcto para combatirlo? ¿Nos alimentamos de un modo adecuado para elevar nuestra temperatura corporal? A continuación, os contamos todo lo que debéis saber para hacer más llevaderas las bajas temperaturas.

  1. Mantente hidratado. Aprovecha para consumir infusiones templadas y caldos naturales desgrasados que nos aseguren un aporte adecuado de minerales y nos ayuden a entrar en calor. Tu piel también lo agradecerá, ya que una buena hidratación empieza desde el interior.
  2. Insiste en el cuidado de tu piel. Durante esta época del año nos enfrentamos los efectos del frío, el calor seco y a los cambios bruscos de temperatura. Refuerza la hidratación y la nutrición con el fin de evitar la aparición de descamación y grietas.
  3. No bajes la guardia con la protección solar. En invierno, aunque a menor cuantía, las radiaciones IR y UV siguen presentes, al igual que sus efectos nocivos sobre nuestra piel.
  4. Cuida la alimentación. En invierno, el cuerpo necesita más calorías para afrontar el frío y puede suponer un aumento de peso durante la temporada. Para evitar esta situación, mantén los horarios de alimentación. Consume alimentos tibios y añade a la dieta un puñado de frutos secos.
  5. Aumentar la ingesta de vitaminas. Consume alimentos que contengan vitaminas A, C y D (cítricos, verduras de hoja, lácteos). Recuerda que la vitamina A evita que se reseque la piel y la aparición de grietas en los labios, y la vitamina C es un potente antioxidante que además ayuda a aumentar las defensas y a prevenir resfriados.
  6. Continúa haciendo deporte y actividad física. Practicar ejercicio ayudará a entrar en calor y a combatir el frío.
  7. Evita los cambios bruscos de temperatura. La temperatura interior de la casa o la oficina debe estar en torno a los 22º C, y es aconsejable ventilar periódicamente los ambientes. Los virus que causan enfermedades respiratorias están más presentes, y la tasa de contagio aumenta al permanecer en ambientes cerrados y mal ventilados.
  8. Lávate las manos y refuerza los hábitos de higiene. Recuerda cubrir la boca al momento de estornudar o toser para evitar la propagación de los gérmenes.
  9. Adecua tu indumentaria. Vístete en capas (técnica cebolla) y con ropa holgada para que te mantengas seco y caliente. El abuso de prendas demasiado cerradas o ceñidas impide una correcta transpiración.
  10. Cuida tu estado de ánimo para prevenir el Trastorno Afectivo Estacional. Los meses de frío y menos horas de luz, representan para muchas personas tiempos de estrés y de tristeza.

 

Dra. Myriam S. Mosquete

Directora  Médica